Juanjo & Alba

          Hace unas semanas tuvimos la suerte de poder ser testigos de un día muy especial para Juanjo y Alba y capturar e inmortalizar una boda que no nos dejó indiferentes, cargada de detalles, color, alegría pero sobre todo de amor. Todo en su día fue muy mimado. Para que todo fuera perfecto decidieron contar para la decoración con el equipo de Olguipop y Taller de flors en Gandía, que hicieron un gran trabajo cuidando hasta el más mínimo detalle.

 

Para nosotros fue un gusto enorme poder realizar este reportaje, decidieron casarse en un espacio único como es Moli el Canyisset, un espacio que encaja a la perfección con lo que más nos gusta boda al aire libre, naturaleza y  los últimos rallos de sol, haciendo así que la ceremonia fuese preciosa.

 

Cuando llegamos a la habitación de Alba vimos una chica ilusionada, una madre emocionada y muchos nervios. En casa de Juanjo, pudimos apreciar las ganas de disfrutar de ese día que tenía su familia. Y es que las bodas no comienzan cuando los novios se ven en el altar, sino que comienzan mucho antes y nosotros tuvimos el placer de poder compartir esas horas previas con ellos.

 

Alba estaba guapísima con su vestido de Josefina Huerta, que le sentaba genial, la pedrería de su espalda no podía ser más bonita! 

 

La ceremonia fue muy íntima y emotiva en la que participaron varios familiares y amigos de la pareja con unos discursos muy originales. Nos encontrabamos frente a dos personas enamoradas, fotografiándoles y guardando todas las sensaciones, sonidos y risas que estaban viviendo. 

 

Al llegar al salón nos encontramos rodeados de naranjos, y al ver las ganas de pasarlo bien y el buen rollo que había entre todo los invitados ya presentíamos que iba a ser una boda cañera y no nos equivocamos, menuda fiesta! Nos encanta ver a nuestras parejas bailar y disfrutar tantísimo.

 

 

Sin más, aquí tenéis el resultado de su gran día!